Cómo ser maquillador profesional

No Tags | Noticias Marcos Sixto

Desde hace unos años, y gracias al desarrollo de las redes sociales, sobre todo a Instagram y Youtube, el maquillaje ha alcanzado una gran popularidad. Debido a este “boom” de la imagen y del makeup, han proliferado nuevas firmas que se dedican a la comercialización de maquillaje, productos novedosos, y por ende, se ha incrementado la demanda de maquilladores profesionales.

La popularidad ha sido tal que han aparecido incluso programas de televisión dedicados exclusivamente a esta temática.

Y por supuesto, existen muchos más profesionales en el sector que hace 20 años.

Si eres una de esas personas que quiere encaminar su vida hacia el maquillaje profesional, sigue leyendo. Este artículo puede que despeje muchas de tus dudas acerca de cómo empezar o qué pasos seguir para convertirte en la profesional que deseas.

La FORMACIÓN, los cimientos de la profesión

La primera recomendación que os daremos es que, en primer lugar, apostéis por una formación de calidad. Una formación técnica sólida que os de una base sobre la que os iréis construyendo como profesionales.

De nada sirve aprender a través de Youtube, ya que no tenemos aún un criterio para saber lo que está bien o mal hecho. Además, al empezar necesitamos un método didáctico que nos ayude a integrar los conocimientos.

Cuando nos iniciamos en cualquier disciplina, es importante buscar un método didáctico que nos haga entender los conceptos

 

Qué debo estudiar para ser maquillador y requisitos de acceso

Lo más adecuado para iniciaros en el maquillaje es cursar un curso completo, o un máster de maquillaje, que te ayude a entender y aprender todas las técnicas de forma general. Luego ya te enfocarás en algo concreto, pero al inicio es mejor que veas un abanico muy amplio de conocimientos. Busca una formación extensa y en la que aprendas tanto técnica de maquillaje desde cero como diseños más complejos.

Por ejemplo, en el caso de nuestra academia, el curso que te recomendaríamos para iniciarte sería el Máster de maquillaje. Este curso tiene una duración de unos 11 meses aproximadamente. La formación se divide en tres partes:

  • Una parte técnica, en la que empezamos desde cero, y en la que se aprende a difuminar, hacer trazos o mezclar colores. Todo ello con la elaboración tanto de prácticas sueltas como de looks completos.
  • Otra parte, que se centra más en el maquillaje audiovisual (maquillaje de moda, pasarela, fotografía) y en la retrospectiva del maquillaje (desde Egipto, hasta el día de hoy, pasando por el siglo XVIII, todo el siglo XX, y principios del XXI).
  • Y una última parte, centrada en caracterización con creación de personajes teatrales, envejecimientos de cine y teatro, heridas de todo tipo, utilización de productos de caracterización como agua color o crema color, carne artificial, látex, o creación de calvas…

¿Y si quiero completar mi formación?

Si ya has cursado un curso completo y lo que quieres es perfeccionar alguna técnica o especializarte en una parte, existen en el mercado muchos cursos más cortos, workshops, masterclass, etc. que lo que te aportarán es precisamente una visión muy enfocada a una técnica concreta.

 

Aquí es positivo centrarse, por ejemplo, en cursos de maquillaje de novia, aerógrafo, o eyeliner para ir cogiendo práctica y perfeccionando nuestro estilo. También podemos asistir a masterclass o cursos impartidos por profesionales a quienes admiremos por su forma de trabajar o estilo particular.

La importancia de la práctica diaria

Como en cualquier otra disciplina que requiera de cierta destreza con las manos, la práctica es muy importante. No debemos descuidarla, olvidándonos de practicar los días que no tenemos clase. Es esencial, para evolucionar y mejorar día a día, coger los pinceles a diario, o al menos, varias veces a la semana, y practicar lo que hayamos hecho en clase, o algún maquillaje que nos guste o hayamos visto en redes sociales.

 

Hay una clara diferencia entre los alumnos que practican en casa y los que no. La evolución es más rápida y esto se refleja en la calidad de los trabajos.

Como en cualquier otra disciplina que requiera de cierta destreza con las manos, la práctica es muy importante

Una profesión que no para

El mundo del maquillaje es una profesión en constante movimiento; no ya desde el punto de vista del marketing de los nuevos productos que puedan surgir, sino desde la perspectiva de las tendencias. La moda, la pasarela y las redes sociales van marcando lo que se lleva o no se lleva en maquillaje, y cada día, puede surgir una nueva tendencia: foxy eyes, cejas pobladas y muy trabajadas, ojos a tope de color,…son sólo algunas de las que podemos ver ahora mismo en las calles.

 

Y la labor del maquillador es estar al día de ésta y otras tendencias, sabiéndolas adaptar a sus clientas o a los trabajos que realice. Es una profesión en la que estar actualizado marca la diferencia.

 

Si quieres dedicarte al maquillaje de forma profesional, te ofrecemos una formación completa e integral con nuestro Máster de Maquillaje

 

Nuestra escuela será tu punto de partida para alcanzar el éxito y la estabilidad laboral que tanto anhelas. No lo dejes pasar y visítanos. Estaremos encantados de ayudarte a encauzar tu futuro.

 


No Comments

Comments are closed.